1990

Por segunda vez fue proclamado mejor futbolista búlgaro del año y máximo goleador.

Fue galardonado con la Bota de oro por sus 38 goles en el Campeonato.

Johan Cruyff se fijó en el talentoso futbolista en las semifinales y fichó a Stoichkov para el FC Barcelona por la cantidad de 4,5 millones de dólares.