1992

Por cuarta vez fue proclamado mejor futbolista búlgaro del año y galardonado con el Balón de Plata de la FIFA como segundo mejor futbolista del mundo y con el Onze d´or como mejor futbolista de Europa.

El llamado Dream Team ganó la primera Copa de Europa contra el equipo italiano de la Sampdoria.