2004

En el mítico Nou Camp Stoichkov jugó su último partido con el FC Barcelona. Marcó dos goles y solo dos meses más tarde en una encuesta de la FIFA fue reconocido como uno de los 100 mejores futbolistas de todos los tiempos.

Empezó el "segundo tiempo" de la era Stoichkov. Firmó como seleccionador del equipo búlgaro con la idea de reactivarlo. Cumplió su misión con 7 victorias hasta finales del año.